¿Son la misma rama la ortopedia y la traumatología?

En representación de ENQ (Especialidades Neuro Quirúrgicas) sean bienvenidos a una nueva entrada de este blog en el que publicamos información de interés en torno a nuestros servicios. En esta ocasión, intentaremos responder a la siguiente pregunta: ¿la ortopedia y la traumatología son una misma rama? Y, si son diferentes, ¿qué distingue a una de la otra? Se trata de una pregunta que consideramos pertinente aclarar para evitar confusiones y malentendidos. No olviden contactarnos si necesitan el respaldo de un experto Traumatólogo DF. Sin más que agregar, demos inicio a este texto que esperamos les agrade.

Los seres humanos tenemos la necesidad de desplazarnos y movernos con el fin de llevar a cabo nuestras tareas cotidianas. Esto es algo a lo cual nadie puede poner objeción alguna. Cada una de nuestras actividades diarias necesita del funcionamiento de nuestras articulaciones, columna, entre otras extremidades, pues todas ellas en conjunto integran la estructura motriz de nuestro cuerpo. Sin embargo, ninguna persona es invulnerable a padecer diversos percances en tal estructura como las lesiones y los accidentes, así como los daños en los tejidos y por ende incapacidades parciales y totales que restringen la movilidad e imposibilitan que realicemos nuestras actividades diarias. En caso de que se presenten estos percances, lo más sugerente es visitar a un médico, pero no debe ser uno de atención primaria sino un especialista en la ortopedia y la traumatología. Tanto una especialidad como la otra (las cuales son a veces integradas en una rama única) consisten en saberes y técnicas médicos enfocados en tratar o investigar afecciones en la estructura de muscular y esquelética, o en alguna parte integral del aparato locomotor.

A causa de la integración señalada de ambas especialidades, es frecuente que suelan ser confundidas, sin embargo, es necesario hacer énfasis en que pueden compartir un mismo campo de aplicación e investigación, pero cada una se enfoca en padecimientos diferentes, por lo que también son distintos sus métodos, técnicas y tratamientos. Con respecto a la traumatología, ésta consiste en una especialidad que se enfoca en el estudio, evaluación, análisis, intervención y atención de lesiones provocadas por golpes o traumatismos en la estructura muscular y esquelética. ¨Por ello, aquello que han sufrido lesiones en la columna, pelvis u otras extremidades debido a accidentes, caídas, golpes, esguinces, contusiones, fracturas y desgarramientos en los tejidos blandos (por ejemplo, ligamentos y tendones), tienen que acudir con un traumatólogo DF para que obtengan una evaluación y una diagnóstico y con ello, un tratamiento adecuado.

La traumatología es compleja y requiere de conocimientos amplios relacionados con la ya señalada estructura muscular y esquelética, a saber, aquellas partes que conforman a la pelvis, las extremidades, las terminaciones nerviosas, la columna, las articulaciones, los ligamentos y tendones, así como su funcionamiento. Debido a dicha complejidad y a la amplia variedad de afecciones y lesiones que pueden acaecer, los traumatólogos atienden un gran número de padecimientos y ofrecen tratamientos diversos.

Cierto es que los padecimientos traumatológicos son muy variados, más es posible destacar las más frecuentes: lesiones óseas (por ejemplo, fracturas y fragmentaciones del hueso), daños en los tendones y articulaciones (como los esguinces), problemas con los tejidos blandos (como roturas), luxaciones y contusiones musculares. En realidad, toda lesión relacionada con el esqueleto y los músculos se relaciones ya sea de forma directa o no con la especialidad traumatológica, aunque los casos más comunes registrados en las clínicas donde operan traumatólogos, son las lesiones en cadera, rodillas, extremidades superiores, tobillos, pies, además de las fracturas que frecuentemente ocurren a causa de actividades deportivas (por ello no es nada raro que todas los tratamientos de la traumatología sean comprendidos por la llamada medicina deportiva).

Todo traumatismo está sujeto a evaluaciones minuciosas en las que tiene que ser establecido su tiempo de desarrollo, mecanismo, sintomatología y las repercusiones en el funcionamiento muscular y esquelético. La mencionada evaluación tiene que ser acompañada de observaciones imagenológica con la finalidad de que se proporcione la atención requerida y acorde a cada caso, también para tener una clara comprensión del esqueleto, su comportamiento y sus interacciones con los músculos. Todo esto es sumamente importante si se desea percibir un tratamiento indicado. La mayoría de las lesiones traumáticas que pueden presentarse en la estructura esquelética y muscular, requieren de tratamientos específicos, ya que por medio de éstos son posibles las rehabilitaciones así como la recuperación de la funcionalidad de las áreas lesionadas. Los traumatismos restringen el movimiento y limitan al sistema motriz, asimismo, reducen la fuerza de los músculos y alteran la sensibilidad de las partes lesionadas. En base a todos estos signos, los traumatólogos deben establecer programas de rehabilitación que sean claros, definidos y se orienten a restablecer la movilidad, las posturas, los niveles de sensibilidad y las aptitudes normales de quienes han sufridos un traumatismo.

La concepción más frecuente en cuanto a la traumatología se refiere, es que dicha especialidad se enfoca en la atención y el estudio de aquellas lesiones traumáticas en la estructura muscular y esquelética, sin embargo, se omite que también se encarga de prestar servicios de prevención así como tratamientos rehabilitadores. Se trata quizá de la parte de mayor importancia, ya que permite que los pacientes se recuperen y vuelvan a la normalidad después de haber sufrido una lesión de gravedad. Si bien resulta cierto que los tratamientos ortopédicos también se enfocan en los músculos y el esqueleto con tal de atender aquellas condiciones que no tengan una causa traumática (por ejemplo, las condiciones congénitas y degenerativas), la traumatología trata tanto aquellos padecimientos derivados de traumas como los que tienen otro origen. Por ello es que aunque suelen integrarse en una sola rama, sean distintos.

Ojalá esta publicación les haya parecido amena y de utilidad, por ahora nos corresponde despedirnos, no sin haberles antes invitado a que contacten con nuestros personal de atención al cliente si necesitan saber más detalles en torno a las especialidades neuroquirúrgicas que ofrecemos. Les garantizamos atención plena así como servicios de primera calidad. En ENQ encontrarán al mejor traumatólogo DF. ¡Gracias por su visita!

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario