Sobre la neurocirugía y sus beneficios

La labor de los neurocirujanos DF consiste en aquella especialidad médica relacionada con la prevención, el diagnóstico, el tratamiento quirúrgico y la rehabilitación de trastornos que afectan a cualquier parte del sistema nervioso, incluidos el cerebro, la médula espinal, los nervios periféricos y el sistema cerebrovascular extra craneal. Ciertamente, la neurocirugía (o la incisión premeditada en la cabeza para aliviar el dolor) existe desde hace miles de años, sin embargo, los avances más notables de este rubro se han dado en los últimos cien años.  Por ejemplo, se tienen vestigios de que los Incas, desde la última Edad de Piedra, realizaban procedimientos de trepanación. Posteriormente, durante la Edad Media en Arabia (aproximadamente, del 936 a 1013 d. C.), Al-Zahrawi realizó tratamientos quirúrgicos de lesiones en la cabeza, fracturas de cráneo, lesiones de la columna vertebral, hidrocefalia, derrames subdurales y dolores de cabeza, los cuales son integrado hoy en día por la neurocirugía. Hasta finales del siglo XIX no hubo avances sustanciales en esta rama, mas, a principios del siglo XX, se logró la colocación de electrodos en el cerebro y la eliminación de los tumores superficiales. Hablemos un poco sobre estos avances.

Con respecto a la historia de los electrodos en el cerebro, cabe mencionar que en 1878, Richard Canton descubrió que las señales eléctricas eran transmitidas a través del cerebro de un animal. Décadas después, en 1950, el Dr. José Delgado inventó el primer electrodo que se implantó en el cerebro de un animal, el cual fue usado para hacerlo funcionar y cambiar de dirección. Posteriormente, en 1972, el implante coclear (una prótesis neurológica que permitía a las personas sordas escuchar), se comercializó para uso comercial, y en 1998, el investigador Philip Kennedy implantó la primera interfaz de computadora cerebral en un humano.  En relación a la historia de la extirpación de tumores, cabe mencionar que en 1879, después de su localización mediante signos neurológicos, el cirujano escocés William Macewen realizó la primera extirpación exitosa de un tumor cerebral. En 1884, después de que el médico inglés Alexander Hughes Bennett usara la técnica de Macewen para localización, el cirujano inglés Rickman Godlee realizó la primera extirpación primaria de un tumor cerebral, la cual difiere de la operación de Macewen con la que Bennett operaba al cerebro expuesto, mientras que Macewen operaba a través de la trepanación. Ya en 1907, el cirujano austriaco Hermann Schloffer se convirtió en el primero en extirpar con éxito un tumor pituitario.

Ahora bien, con respecto a los principales avances en la neurocirugía, éstos se produjeron como resultado de la elaboración de herramientas altamente sofisticadas. Entre las herramientas neuroquirúrgicas modernas se incluyen: cinceles, curetas, disectores, distractores, elevadores, pinzas, ganchos, impactadores, sondas, tubos de succión, herramientas eléctricas así como robots. La mayoría de estas, han estado en la práctica médica durante un tiempo relativamente largo, sin embargo la diferencia entre los instrumentos modernos y los de hace décadas, es la precisión con la que se elaboran. Ya hemos hablado un poco sobre la neurocirugía, su historia y los medios que utiliza, hablemos ahora sobre su importancia en nuestra actualidad para comprender por qué es menester contar con el respaldo de neurocirujanos DF.

Cada especialidad médica juega un papel importante en la salud humana en general, pero algunas tienen un impacto mayor que otras. Un ejemplo de ello es la neurocirugía. Los cirujanos neurológicos tratan las condiciones del cerebro y del sistema nervioso que puedan tener efectos sutiles y de largo alcance, entre las que se pueden incluir problemas de comportamiento y percepción así como problemas de movilidad o dolor debilitante. Corregir tales afecciones quirúrgicamente a menudo tiene un impacto inmediato, sustancial y positivo en la calidad de vida de los pacientes. Las áreas de responsabilidad de los neurocirujanos incluyen: el cerebro y sus vasos sanguíneos, la columna vertebral y el sistema nervioso central, así como el sistema nervioso periférico que transmite la sensación de las extremidades al cerebro. También se enfocan en el tratamiento de derrames y tumores cerebrales, epilepsias, enfermedades de Parkinson, dolores de espalda crónicos, e inclusive el síndrome del túnel carpiano. Las afecciones neurológicas pueden hacer que los pacientes pierdan la vista, el oído o el equilibrio, asimismo, pueden alterar su destreza y la forma en que hacen uso de sus extremidades. Ante estos riesgos, es de importancia vital contar con el respaldo de un especialista que ponga soluciones efectivas como los neurocirujanos DF que operan en ENQ.

La llamada cirugía neurológica consiste en una especialidad con un fuerte componente científico y de investigación. A medida que los investigadores aprenden más sobre las funciones del cerebro a través de imágenes por resonancia magnética, tomografías computarizadas entre otros avances, los neurocirujanos responden a ello desarrollando nuevas técnicas para tratar sus trastornos. Desde finales del siglo XX, las cirugías mínimamente invasivas que utilizan instrumentos en miniatura se han vuelto bastante comunes, asimismo los neurocirujanos han hecho uso de enfoques radicales como las cirugías de base de cráneo para alcanzar y eliminar tumores previamente inoperables. Cuando tales especialistas utilizan con éxito una técnica nueva y experimental para corregir el estado de un paciente, la técnica, con sus posibles riesgos y beneficios, se propaga rápidamente por toda la comunidad de neurocirujanos, volviéndose así una medida estándar.

Un aspecto importante de la cirugía neurológica, es el papel que juegan los neurocirujanos para respaldar el trabajo de otros especialistas médicos. Por ejemplo, los cirujanos ortopédicos a menudo realizan procedimientos en la columna vertebral para tratar deformidades congénitas, lesiones traumáticas, cánceres u otras afecciones. Si el procedimiento involucra el sistema nervioso central, o si existe la posibilidad de daño en los nervios, los neurocirujanos DF podrían colaborar con el cirujano ortopédico durante las etapas de planificación o el procedimiento en sí. Los cirujanos vasculares y los radiólogos intervencionistas también suelen apoyarse en la asistencia de los neurocirujanos cuando realizan procedimientos con implicaciones neurológicas.

Esperamos que la presente publicación haya sido de su agrado, no olviden contactarnos si desean conocer más información en torno a las cirugías neurológicas. En ENQ encontrarán a los mejores neurocirujanos DF, se los garantizamos. ¡Gracias por su visita!

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario