¿Por qué y cuándo recurrir a un ortopedista DF?

Son muchas las ramas médicas encargadas de solucionar problemas del cuerpo, pero cuando se trata de aplicar tratamientos en el sistema musculo esquelético, la ortopedia es la opción indicada; acudir con un ortopedista DF puede ser indispensable en ciertos casos, para asegurar la salud del sistema encargado de los músculos y huesos. En esta publicación les diremos lo que necesitan saber sobre esta especialidad que ayuda y ha ayudado a millones de personas en todo el mundo con problemas musculares y óseos.

Para empezar, respondamos la pregunta: ¿Por qué recurrir a un cirujano ortopédico? Los dolores de espalda, las lesiones en las caderas, las rodillas artríticas, así como la rigidez de los músculos del cuello son algunos de los malestares de tipo musculo esqueléticos que poseen un impacto considerable en los mexicanos, asimismo son de las afecciones más comunes en los centros médicos. Son millones las consultas ambulatorias, las hospitalizaciones y los gastos médicos al año implicados en este tipo de dolencias musculo esqueléticas, por lo que representan un problema común en la población, derivado en especial de malos hábitos y accidentes, pero también como consecuencia de la edad, y en algunos casos, de trastornos congénitos.

Los especialistas ortopédicos consisten en médicos dedicados al diagnóstico, prevención, tratamiento y rehabilitación de trastornos, lesiones y enfermedades musculo esqueléticas, es decir padecimientos en huesos, ligamentos, articulaciones, nervios, músculos, y tendones. Cierto es que los médicos ortopédicos están familiarizados con aspectos relacionados con el sistema musculo esquelético, sin embargo muchos se especializan en ciertas áreas, como pies y tobillos, manos, hombros y codos, columna vertebral, rodillas y cadera. Cabe agregar que estos profesionales también pueden enfocarse en ámbitos específicos como pediatría, traumatología, oncología, cirugía reconstructiva, o medicina deportiva.

Los médicos ortopédicos están capacitados para realizar diagnósticos adecuados, así como tratamientos no quirúrgicos y quirúrgicos de las enfermedades y lesiones que pueden acaecer en el sistema musculo esquelético; dicha capacitación requiere de más de diez años de estudio en instituciones educativas oficiales. También es menester una certificación por parte de organizaciones de renombre, la cual se da después de que se dé el cumplimiento de programas de entrenamiento ortopédico. Para conseguir dicha certificación, los pretendientes a especialistas ortopédicos tienen que someterse a un proceso de revisión, y posteriormente demostrar su experiencia al aprobar exámenes, tanto orales como escritos. Se trata sin duda de una labor ardua, sin embargo es necesario todo este proceso para que los pacientes potenciales puedan recibir la mejor atención así como evitar complicaciones y negligencias. Por ello no es de extrañar que siempre se recomiende visitar a un ortopedista DF que esté certificado o en pleno proceso de certificación.

Debido a que los especialistas en ortopedia deben emprender un riguroso proceso de certificación cada cierto lapso de años, tienen que estudiar y asistir a cursos de educación continua para mantenerse actualizados con respecto a los conocimientos y las habilidades ortopédicas. Ahora bien, dichos especialistas se encargan de tratar a personas de todas las edades, desde recién nacidos, infantes, adolescentes, hasta atletas, adultos, e individuos de la tercera edad, con trastornos óseos y en las articulaciones, fracturas, enfermedades o desgarramientos en músculos y ligamentos, así como anomalías en los tendones de todo el cuerpo. Es crucial que tanto los pacientes como sus familiares desarrollen fuertes vínculos de comunicación con sus médicos, ya que esto garantizará que las decisiones relacionadas con los tratamientos médicos den cumplimiento a los deseos, necesidades, así como los valores y preferencias de los pacientes. Cabe agregar que un buen ortopedista respeta el valor que posee la diversidad y está comprometido a servir a las personas y comunidades con necesidades únicas.

Respondamos a la siguiente cuestión: ¿Qué trata un cirujano ortopédico? Los ortopedistas tratan muchas afecciones musculo esqueléticas sin recurrir a cirugía, por medio del uso de ejercicios, medicamentos, entre otras terapias rehabilitadoras o alternativas. En caso de ser necesario, también pueden sugerir los procedimientos quirúrgicos si es que los pacientes no responden favorablemente a otros tratamientos. Algunas de las afecciones y enfermedades que tratan son: anormalidades en los dedos de las manos y los pies, dolores de espalda, rupturas en los discos, escoliosis y ciática; tumores en los huesos, distrofias musculares y parálisis cerebral, juanetes, pie zambo, piernas arqueadas, rodillas desgarradas y longitudes desiguales en las piernas, fracturas así como dislocaciones, anomalías en el crecimiento; osteoartritis y osteoporosis, artritis reumatoide, lesiones deportivas o relacionadas con el trabajo, lesiones en tendones, músculos, y cartílago desgarrado, roturas en ligamentos, distensiones y esguinces.

Por último, respondamos: ¿Qué cirugías llegan a realizar los especialistas ortopédicos? El ortopedista DF realiza una gran variedad de cirugías en pacientes. Entre las más comunes se incluyen:

  • Artroscopias: En este procedimiento se usan cámaras para realizar visualizaciones y con base en ello tratar problemas en el interior de alguna articulación.
  • Fusión: Se trata de un proceso de “soldadura” a través del cual se fusionan injertos óseos con los huesos, así como dispositivos internos, mediante varillas metálicas.
  • Fijaciones internas: Se realizan para mantener en la posición correcta los pedazos de hueso rotos con ayuda de placas de metal o tornillos, mientras se halla el hueso en recuperación.
  • Reemplazos articulares: Consiste en extraer una articulación artrítica o lesiona y reemplazarla con una prótesis.
  • Osteotomía: Consiste en un método correctivo de las deformidades óseas cortando y reposicionando los huesos.
  • Reparaciones de tejidos blandos: Trata tejidos específicos como tendones o ligamentos desgarrados.

De forma general, las visitas con los especialistas ortopédicos empiezan con una entrevista personal, así como exámenes físicos y revisiones del historial médico. Esto puede complementarse con exámenes adicionales de diagnóstico, por ejemplo análisis de sangre, toma de radiografías entre otras imágenes. Para casi todas las afecciones y lesiones de naturaleza ortopédica existe más de un tratamiento. El médico discutirá las opciones existentes de tratamiento con los pacientes para determinar de forma mutua el plan más idóneo para su salud y estilo de vida.

Para los diagnósticos adecuados y las opciones más apropiadas de tratamiento es importante acudir por ello con especialistas ortopédicos como los que fungen en ENQ, donde encontrarán el ortopedista DF que podrá ayudarles a recuperar la salud y el movimiento. Contáctenos.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario