Para determinar un hernia discal tratamiento es necesario conocer por qué se formó originalmente. Las hernias discales se pueden desarrollar por diferentes factores, como el desgaste natural de los discos intervertebrales que se relacionan con edad del paciente, o un sobreesfuerzo que genere una presión excesiva entre las vértebras.

En niños y adultos jóvenes, los discos tienen un alto contenido de agua; a medida que las personas envejecen, el agua disminuye y los discos se vuelven menos flexibles. Los discos comienzan a encogerse y los espacios entre las vértebras se vuelven más estrechos, este proceso de envejecimiento normal hace que los discos sean más propensos a la hernia.

Un evento traumático, como una caída, también puede causar una hernia de disco. En estos casos puede afectar a personas de cualquier edad, inclusive a niños que sufran un golpe severo en la columna vertebral; aunque es más común en jóvenes y adultos que realizan actividades extenuantes, como deportes de alto rendimiento o cargar objetos pesados sin la protección y soporte recomendado y/o de forma incorrecta.

Factores de riesgo

Ciertos factores pueden aumentar el riesgo de una hernia de disco, por lo que es necesario tener más cuidados si se encuentran en este grupo:

  • Género. Los hombres entre 20 y 50 años tienen más probabilidades de tener una hernia de disco.
  • Levantamiento inadecuado. Usar los músculos de la espalda en lugar de las piernas para levantar objetos pesados puede causar una hernia discal. Retorcerse mientras se levantan también puede hacer que su espalda sea vulnerable. Levantar con las piernas, no con la espalda, puede proteger a su columna vertebral.
  • Tener sobrepeso aumenta el estrés en los discos de la espalda baja.
  • Actividades repetitivas que tensan su columna vertebral. Muchos trabajos son físicamente exigentes. Algunos requieren levantamiento, tracción, flexión o torsión constantes. Usar técnicas seguras de levantamiento y movimiento puede ayudar a proteger su espalda.
  • Conducción frecuente. Permanecer sentado por largos periodos, además de la vibración del motor del automóvil, puede ejercer presión sobre la columna vertebral y los discos.
  • Estilo de vida sedentario. El ejercicio regular es importante para prevenir muchas afecciones médicas, lo que incluye una hernia de disco; por lo que si trabajan en una oficina o en lugares donde deben permanecer mucho tiempo sentados, se recomienda moverse de cinco a diez minutos cada hora.
  • Fumar reduce el suministro de oxígeno al disco y causa una degeneración más rápida.

Si sufren de dolor en la espalda, ciática o han sufrido de un trauma, acudan a una clínica de columna vertebral DF para recibir la mejor atención. En ENQ Especialidades Neuro Quirúrgicas, contamos con especialistas médicos altamente calificados en el diagnóstico y tratamiento de padecimientos del sistema nervioso central. Agenden una cita vía telefónica o por correo electrónico.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario