LO QUE DEBES SABER DE LA CIÁTICA

Les damos la bienvenida al blog de Especialidades Neuro Quirúrgicas, un espacio creado para ustedes, donde encontraran información importante sobre los principales padecimientos del sistema nervioso central (cráneo, cerebro, columna y médula espinal) y de los servicios y tratamientos que puede recibir con nosotros. En esta entrada les hablaremos sobre lo que debes saber de la ciática, un padecimiento que afecta a miles de personas por diversas circunstancias.

La ciática no es una enfermedad como tal, es un padecimiento adyacente a un diagnóstico clínico (como una hernia discal), que se manifiesta en un conjunto de síntomas que afecta el nervio ciático, que es el nervio más grande del cuerpo va desde la pelvis hasta los pies, estos síntomas incluyen principalmente dolor constante en una nalga o una pierna, dolor agudo al sentarse, hormigueo que baja por la pierna, debilidad, adormecimiento, dolor punzante al ponerse de pie o al caminar, entre otros; estos síntomas se presentan regularmente en un solo costado del cuerpo.

La localización del dolor y el tipo de síntoma que se presente varía dependiendo del lugar donde se tenga el daño o irritación del nervio. De igual manera, la intensidad del dolor puede variar, pero sí es frecuente o muy intenso durante un largo periodo de tiempo lo mejor es acudir a un médico especialista, como los que puede encontrar en Especialidades Neuro Quirúrgicas. Es muy raro que los dolores ciáticos provoquen daños permanentes, pero no se debe dejar de tratarse, puesto que todo padecimiento no tratado puede traer complicaciones.

Estos síntomas se presentan debido a una compresión o irritación en el nervio ciático. Como mencionamos el nervio inicia en la pelvis, pero tiene raíces nerviosas que vienen desde la parte baja (zona lumbar) de la columna vertebral. Pueden presentarse en personan de mediana y avanzada edad, sobre todo después de los 50 años, su aparición en menores de 20 años es muy extraña, esto se debe a que no es causada por una lesión o daño asilado, al contrario, se desarrolla con el tiempo por distintos factores.

En gran parte de los casos, aquellos que experimentan ciática se curan en un periodo corto que va de unas semanas a un par de meses y alivian los dolores con tratamientos no quirúrgicos, sin embargo, muchos sufren de un padecimiento más fuerte y requieren otro tipo de tratamiento. Entre las causas más comunes están:

  • Hernia discal lumbar. Es una herniación en la parte blanda interior del disco, que provoca irritación en la raíz del nervio ciático. Erróneamente se cree que la causa de las hernias discales es por una torsión o por un trauma en la espalda, lo que raro, aunque si puede ser un factor, la realidad es que todos los discos de la columna se debilitan con el tiempo, lo que (dependiendo la edad, esfuerzo físico cotidiano y cuidado general de la salud) puede provocar una hernia.
  • Estenosis del canal lumbar. Causa el estrechamiento del canal vertebral lo que, frecuentemente, causas irritación en el nervio ciático. Es bastante común en personas mayores de 60 años.
  • Discartrosis. Esta no es una enfermedad como tal, la degeneración de los discos vertebrales es algo natural con la edad, y en algunos casos los discos degenerados tienen micromovimientos y pueden liberar proteínas inflamatorias que irritan la raíz nerviosa.
  • Espondilolistesis ístmica. Ocurre cuando una sobrecarga en las vértebras produce una pequeña fractura y provoca un deslizamiento de una vértebra, ocasionando el pinzamiento del nervio ciático.
  • Embarazo. El aumento de peso combinado con los cambios hormonales. pueden provocar irritación o compresión del nervio ciático.
  • Tumor medular. En algunos casos un tumor medular puede pude comprimir una raíz nerviosa, causando los síntomas.
  • Infección. Al igual que el tumor es poco frecuente, si la infección se localiza en la parte baja de la espalda puede afectar la raíz del nervio o el mismo nervio ciático.

Existen algunas otras causas de la ciática, y dependiendo cuál la provoque, es el tratamiento que se requiere. Como mencionamos en un inicio hay dos tipos de tratamientos, los quirúrgicos y los no quirúrgicos. Los no quirúrgicos tienen como objetivo aliviar el dolor, esperando que el causante de la irritación del nervio pase. Entre los que podemos destacar:

  • Compresas frías y calientes. La aplicación de compresas durante unos quince minutos con repeticiones cada dos o tres horas, disminuyen drásticamente el dolor agudo.
  • Medicamentos para el dolor. La aplicación de éstos debe estar supervisada por su médico de cabecera. Por lo regular se recetan antinflamatorios y medicamentos para el dolor.
  • Fisioterapia y masajes. Los ejercicios de fisioterapia para fortalecer los músculos de la espalda, combinado con masajes relajantes ayudan a reducir el dolor y evitar futuros síntomas.

En caso de que el dolor ciático sea grave y no mejore dentro de diez a doce semanas, se recomienda optar por un tratamiento quirúrgico realizado por un especialista, como los que encontrará en Especialidades Neuro Quirúrgicas, donde contamos con médicos especializados en el tratamiento de ciática que te apoyaran en el diagnóstico y tratamiento del padecimiento. Hay varios tratamientos quirúrgicos, entre ellos:

  • Microdiscectomía y discectomía. Ésta es la cirugía más común. Se realiza cuando el dolor ciático es provocado por una hernia discal, consiste en una cirugía abierta menor en donde se quitar parte de una hernia discal lumbar para así liberar el nervio. Se recomienda sí después de seis semanas no ha disminuido los síntomas o el dolor ciático.
  • Laminectomía lumbar. En esta cirugía para liberar presión del nervio se retira una pequeña porción del hueso que lo esté afectando. Es común cuando el dolor es causado por una estenosis del canal lumbar.
  • Cirugía de fusión. Cuando una vértebra se ha desplazado se coloca un torniquete de metal o plástico entre la vértebra y se injerta tejido oseo que se fusiona con las vértebras para brindar un refuerzo a la columna vertebral y liberar presión sobre el nervio ciático.

La elección del tratamiento adecuado ya sea no quirúrgico o quirúrgico debe estar asesorando en todo momento por un médico especialista. La mejor opción es acudir a la clínica de Especialidades Neuro Quirúrgicas en donde nuestros especialistas analizarán tu caso y podrán decirte que método es el más adecuado para ti. Además, te asesoraran de todos los pasos que lleva tu tratamiento, los beneficios, cuidados para la recuperación postoperatoria, etcétera.

En Especialidades Neuro Quirúrgicas estamos para ayudarte, nuestra principal preocupación es que recuperes tu salud. En nuestras instalaciones podrás encontrar información sobre padecimientos del sistema nervioso central, también ponemos a tu disposición nuestras líneas telefónicas y correo electrónico. No olvides visitar nuestro sitio web donde puedes encontrar información sobre nuestro equipo de especialistas médicos y los servicios que ofrecemos.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario