HERNIA DISCAL TRATAMIENTO QUIRÚRGICO O FISIOTERAPÉUTICO

Una hernia de disco es la rotura total o parcial de las fibras de un disco intervertebral. Cuya función es facilitar la movilidad de la columna y evitar que las vértebras rocen entre sí. Dicha rotura ocasiona la salida de la sustancia gelatinosa que compone el disco, irritando los nervios espinales causando una seria de síntomas y padecimientos. Para tratar este problema existen una amplia variedad de tratamientos.

Te damos nuevamente la bienvenida al Blog de Especialidades Neuro Quirúrgicas, un espacio creado por nuestros especialistas para ti, en donde encontrarás información importante y temas de interés acerca de los principales padecimientos del sistema nervioso central y de los servicios y tratamientos que puedes recibir de parte de nuestros especialistas. En la entrada de hoy hablaremos sobre los hernia discal tratamiento quirúrgico y fisioterapéutico.

Las hernias de disco más comunes son las localizadas en la zona lumbar, las cuales representa un 90 por ciento de los casos. A partir de los 50 años las personas somos más susceptibles a sufrirlas, debido a la degeneración natural que sufre el organismo. Los primeros síntomas de una hernia discal son: el dolor, entumecimiento, hormigueo y debilidad en los miembros inferiores, además del dolor de espalda. Este padecimiento es más común en los hombres, que suelen soportar una mayor carga en la columna asociada a sus actividades laborales y cotidianas.

Asimismo, las malas posiciones y hábitos adoptados, como estar sentado excesivas horas, agacharse o inclinarse sin flexionar las rodillas, realizar movimientos repetitivos de rotación del tronco, malas postulas, entre otras; se convierten en un factor de riesgo.

El diagnostico de una hernia de disco es realizado por un especialista en padecimientos del sistema nervioso central, como los médicos de Especialidades Neuro Quirúrgicas, mediante una serie de exámenes físicos y pruebas de imagen. Una vez diagnosticado el problema se deben elegir entre una serie de tratamientos dependiendo el tipo de daño, la velocidad de la degeneración discal y si existe algún daño en los nervios adyacentes a la hernia.

Los tratamientos se pueden clasificar en dos grupos: los tratamientos fisioterapéuticos y los tratamientos quirúrgicos. El hernia discal tratamiento fisioterapéutico es el más conservador y el más común, está compuesto por un tratamiento farmacológico en el que te recetaran relajantes musculares, antiinflamatorios y analgésicos no esteroideos. En caso de tener un dolor muy agudo y que alguna raíz nerviosa este comprometida se pueden recetar analgésicos opiáceos.

También se debe tomar un reposo relativo y dejar de realizar las actividades intensas que puedan aumentar los síntomas, el uso de fajas lumbares que ayuden a distribuir la tensión del peso del torso y evitar el crecimiento de la hernia discal. Por último, se debe realizar fisioterapia, que ayudará a disminuir los sistemas y evitar el avance de la hernia discal o la aparición de una nueva hernia. En la actualidad, hay una amplia variedad de técnicas usadas como tratamiento para las hernias, como:

  • Es una técnica basada en la aplicación de calor sobre el área de la hernia, aliviando el dolor y mejorando la curación de la lesión.
  • Terapia manual.
  • Cinesiterapia e hidrocinesiterapia.
  • Vendaje neuromuscular.
  • Punción seca y acupuntura.
  • Técnicas de neurodinamia.
  • Ejercicio físico personalizado.

En caso de que este tratamiento no reduzca los síntomas, se debe optar por otras opciones, como la ozonoterapia que ha demostrado ser una técnica alternativa y muy efectiva para tratar las hernias discales en la zona lumbar. Sin embargo, existen casos en que los tratamientos fisioterapéuticos no son efectivos y se debe optar por un tratamiento más agresivo, como un tratamiento quirúrgico.

El hernia discal tratamiento quirúrgico se considera únicamente cuando ninguna técnica o tratamiento no funcionan o si la hernia se agrava aún más. Se considera como el último recurso en caso de existan algunos factores, como el fallo de un tratamiento fisioterapéutico, lumbociática recurrente que impida realizar las actividades diarias, hernia discal en un canal estenótico, recurrencia de déficit neurológico, dolor extremo, síndrome de cola de caballo, déficit motor progresivo, entre otros.

La cirugía para tratar una hernia discal cervical suele ser una solución confiable. La tasa de éxito es de cerca de un 95 a 98 por ciento. Es realizada por un médico especialista en la columna vertebral, como los de Especialidades Neuro Quirúrgicas. Se realiza con la mínima cantidad de dolor postoperatorio y casi nulas consecuencias. Dependiendo el tipo de hernia, la cirugía se realiza de varias maneras, entre las más comunes encontramos:

  • Discectomía cervical anterior y fusión. Es el método más común entre los cirujanos de columna para la mayoría de los casos de hernia de disco cervical. Mediante esta cirugía, el disco es removido a través de una pequeña incisión de una pulgada. Después de retirado el disco, el espacio del disco se fusiona. En ocasiones se coloca una placa en la parte frontal del injerto para una mayor estabilidad.
  • Discectomía cervical posterior. Este procedimiento es una estrategia razonable para los casos en los que los discos que sobresalen lateralmente en el agujero intervertebral. Este procedimiento requiere de una mayor manipulación de la médula espinal.
  • Cirugía de implantación de disco cervical artificial. Al igual que la discectomía cervical anterior y fusión, la cirugía de implantación de disco cervical implica la remoción del disco afectado a través de una pequeña. Sin embargo, en vez de una fusión en el espacio del disco, se coloca un disco artificial en dicho espacio. El objetivo del disco artificial es imitar la forma y la función del disco original.

Como mencionamos al inicio, la hernia discal es un padecimiento que afecta a casi el 80 por ciento de la población a lo largo de su vida. Son múltiples los factores que aumentan la probabilidad de sufrir el padecimiento, así como existen una amplia variedad de síntomas. Los hernia discal tratamiento fisioterapéutico son los más efectivos y los indicados en primera instancia, pero cuanto el resto de los tratamientos no surten efecto se precisa optar por un tratamiento quirúrgico.

Para conocer cuál es el adecuado hernia discal tratamiento acude con los especialistas de Especialidades Neuro Quirúrgicas en donde te atenderemos con gusto. Somos especialistas en padecimientos del sistema nervioso central (cráneo, cerebro, columna y médula espinal), nuestra principal preocupación es que recuperes tu salud y puedas tener una mejor calidad de vida. En cualquiera de nuestras clínicas podrás encontrar información sobre padecimientos del sistema nervioso central, también ponemos a tu disposición nuestras líneas telefónicas y correo electrónico. No olvides visitar nuestro sitio web donde puedes encontrar información sobre nuestro equipo médico de especialistas y los servicios que ofrecemos.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario