La discectomía lumbar es una cirugía para la hernia discal tratamiento empleada para extirpar un disco herniado o degenerativo en la parte inferior de la columna. La incisión se hace posterior, a través de los músculos de la espalda, para eliminar el disco que presiona el nervio. La discectomía se puede recomendar si el tratamiento conservador con fisioterapia o medicación no logran aliviar el dolor en las piernas o la espalda ocasionados por la hernia, o si el paciente tiene signos de daño en los nervios, como debilidad o pérdida de sensibilidad en las piernas.

¿Qué es la discectomía lumbar?

La discectomía significa literalmente «cortar el disco». El procedimiento se puede realizar en cualquier lugar a lo largo de la columna desde el cuello hasta la parte baja de la espalda. El cirujano llega al disco dañado desde la parte posterior de la columna vertebral a través de los músculos y los huesos.

En este tipo de cirugía de columna, el especialista llega al disco quitando una porción de la lámina, es decir, del hueso que forma la parte posterior del canal espinal y hace un techo sobre la médula espinal. A continuación, el nervio espinal se retrae hacia un lado. Dependiendo de cada caso particular, se puede quitar un disco o más.

En el procedimiento se puede usar una variedad de herramientas y técnicas quirúrgicas. Una técnica abierta requiere de una gran incisión en la piel y de la retracción muscular para que el cirujano pueda ver directamente el área.

Por otro lado, con una técnica mínimamente invasiva o una discectomía microendoscópica sólo se hace una pequeña incisión en la piel. Una serie de tubos progresivamente más grandes, llamados dilatadores, se utilizan para hacer un túnel a través de los músculos y se emplean instrumentos especiales que ayudan al cirujano a ver y operar en un espacio más pequeño. Una incisión mínimamente invasiva causa menos interrupción de los músculos de la espalda y puede disminuir el tiempo de recuperación. Es importante mencionar que el especialista recomendará la técnica que considere más adecuada para su caso.

Al mismo tiempo que una discectomía se puede hacer una fusión para ayudar a estabilizar la columna vertebral en pacientes que son atletas, realizan trabajos pesados o tienen inestabilidad espinal. En la fusión se utiliza una combinación de injerto óseo y tornillos o placas para conectar dos vértebras que, durante el proceso de recuperación, se fusionan en una sola pieza de hueso.

¿Quién puede someterse al procedimiento?

Un buen candidato para la discectomía es el que tiene pruebas de diagnóstico de una hernia de disco, quien tiene dolor significativo, debilidad o entumecimiento en la pierna o pie, ciática, dolor de espalda, síntomas que no han mejorado con medicamentos o fisioterapia. También si se presenta debilidad en las piernas, pérdida de sensibilidad en el área genital y pérdida de control de la vejiga o el intestino, lo que es conocido como síndrome de cola de caballo.

La discectomía lumbar posterior puede ser útil para tratar el dolor en las piernas causado por una hernia de disco o abultamiento de este o por una enfermedad degenerativa de disco. El material contenido en los discos vertebrales puede causar un abultamiento o derrame a través de áreas débiles en las paredes circundantes, lo que ocasiona dolor e inflamación en caso de que este derrame ocasione presión sobre un nervio. Por el desgaste de los discos provocado por enfermedades degenerativas, se forman espolones óseos y se presenta inflamación en las articulaciones facetarias, así los discos se secan y encogen, pierden flexibilidad y sus propiedades de amortiguación se ven afectadas, lo que puede provocar una hernia discal o estenosis.

¿Cuándo someterse a la cirugía?

La mayoría de los discos herniados sanan después de unos meses de tratamiento no quirúrgico. El especialista les puede recomendar opciones de tratamiento, pero solo ustedes tienen la decisión de someterse a un procedimiento quirúrgico. Nosotros les recomendamos considerar todos los beneficios y riesgos antes de tomar una decisión.

¿Quién realiza el procedimiento?

Un neurocirujano o un cirujano ortopédico puede realizar una cirugía. Muchos cirujanos de columna tienen capacitación especializada en cirugía compleja en una clínica de la columna vertebral.

¿Qué pasa antes de la cirugía?

Previo al procedimiento se les pueden programar exámenes prequirúrgicos, por ejemplo, análisis de sangre, electrocardiograma, radiografía de tórax varios días antes de la cirugía. En el consultorio del médico ustedes firmarán el consentimiento y otros formularios para que el cirujano conozca su historial médico de alergias, medicamentos y vitaminas, historial de sangrado, reacciones a la anestesia, cirugías previas. Algunos medicamentos deben continuarse o interrumpirse el día de la cirugía.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides y anticoagulantes deben suspenderse antes de la cirugía. Además, se les indicará dejar de fumar y beber alcohol por lo menos una semana antes del procedimiento y dos semanas después por los riesgos de sangrado que podrían ocasionar.

¿Qué pasa el día de la cirugía?

Antes de la hernia discal tratamiento con procedimiento quirúrgico es necesario tomar un baño con jabón antibacteriano, utilizar ropa suelta y limpia y seguir las instrucciones de toma de medicamentos. No deben usar maquillaje, horquillas, lentes de contacto, piercings corporales, esmalte de uñas ni ningún otro elemento, como joyas que puedan interferir con el procedimiento

¿Qué pasa durante la cirugía?

Hay cinco pasos del procedimiento. La operación generalmente dura de una a dos horas.

Paso 1: preparar al paciente

El paciente se acuesta boca arriba en la mesa operatoria y se le administra anestesia. Una vez dormido, se pone boca abajo con el pecho y los costados apoyados por almohadas. El área donde se realizará la incisión se limpia y se prepara.

Paso 2: incisión

Con la ayuda de un fluoroscopio el cirujano pasa una aguja delgada a través de la piel hasta el hueso para localizar la vértebra y el disco afectados.

En una discectomía abierta, se realiza una incisión en la piel en la mitad de la espalda sobre las vértebras afectadas. La longitud de la incisión depende de cuántas discectomías se realizarán. Una incisión de un solo nivel mide aproximadamente de dos a cinco pulgadas de largo. Los músculos de la espalda se retraen en un lado para exponer la vértebra ósea. Se toma una radiografía para verificar la vértebra correcta.

En una discectomía mínimamente invasiva, se realiza una pequeña incisión de menos de tres centímetros a un lado de la espalda. A continuación, se pasa una serie de dilatadores progresivamente más grandes, uno alrededor del otro, para separar gradualmente los músculos y crear un túnel hacia la vértebra ósea.

Paso 3: laminotomía

Se hace una pequeña abertura de la lámina, arriba y debajo del nervio espinal, con un taladro o herramientas para morder huesos. La laminectomía se puede hacer en uno o en ambos lados o en múltiples niveles de vértebras.

Paso 4: eliminación de los fragmentos de disco

Con la lámina retirada, el cirujano retrae suavemente el saco protector de la raíz nerviosa y con ayuda de un microscopio quirúrgico para encontrar el disco herniado extrae la porción rota del disco. Con esto descomprime la raíz del nervio espinal y se eliminan las espuelas óseas o quistes que puedan ocasionar presión en la raíz nerviosa.

Para una discectomía lumbar de un solo nivel, la fusión rara vez se realiza. Sin embargo, otras afecciones, como la hernia discal recurrente o la inestabilidad espinal, pueden tratarse con una fusión.

Paso 5: cierre de la incisión

Se retira el retractor que sostiene los músculos. Las incisiones musculares y de la piel se cosen con suturas o grapas.

Si buscan servicios especializados para la hernia discal tratamiento en ENQ Especialidades Neuroquirúrgicas somos una excelente opción. Contáctenos al teléfono (55) 1591 7280 para solicitar información detallada o agendar una cita, con gusto los atenderemos.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario