Los pacientes que planifican sus cirugía de columna mínimamente invasivas tienen muchas preocupaciones, entre las que se incluyen la naturaleza de su cirugía, los riesgos y beneficios involucrados y el grado de recuperación después de la cirugía. A los pacientes, a menudo les preocupa la capacitación y la experiencia de su cirujano, la calidad del hospital y las enfermeras.

¿Qué pasa con la vida después de la cirugía?

La mayoría de los pacientes tienen creencias falsas de que después de una cirugía de disco o una fusión, sus carreras deportivas han terminado. Sin embargo, con las técnicas modernas, volver al deporte es en su mayor parte es algo seguro. Con cirugías mínimamente invasivas, como discectomía lumbar microscópica, fusiones lumbares ambulatorias, fusión cervical ambulatoria y cirugías de incisión pequeña similares, el tiempo de recuperación es sorprendentemente corto.

Debido a que se acortan los tiempos y riesgos quirúrgicos, disminuir el tamaño de las incisiones en el cuello y la parte inferior de la espalda, y disminuir el dolor y el tiempo total en el hospital, el tiempo de recuperación después de la cirugía también se ha reducido.

Los pacientes varían en su capacidad para regresar a los deportes después de cualquier cirugía, y esto depende de muchos factores. Por ejemplo, ¿Son atletas profesionales o solo practican durante el fin de semana?, ¿Es su deporte competitivo y de contacto físico?, y ¿Qué tan expuestos están a impactos y golpes en la columna?

Después de su cirugía mínimamente invasiva, ¿Cómo pueden volver a la acción lo más rápido posible? En primer lugar, sean honestos sobre su punto de partida. Los estudios han demostrado que los pacientes que pierden unos kilos antes de la cirugía estiran y fortalecen su núcleo, minimizan el hábito de fumar y el consumo de alcohol, y optimizan sus condiciones médicas.

¿Qué pasa si no son atletas profesionales?

Las diferentes cirugías requieren más tiempo para la rehabilitación antes de que sea seguro regresar a los deportes. Para las cirugías más pequeñas, como una cirugía microscópica de hernia de disco lumbar, los pacientes pueden esperar una semana de actividad limitada. Luego, los ejercicios rectos con una columna vertebral neutral pueden comenzar bajo la dirección de un fisioterapeuta. Los ejercicios de flexión, encorvamiento y levantamiento pueden comenzar en cuatro semanas, y los deportes de torsión pueden comenzar a partir de las ocho semanas.

Para las cirugías mínimamente invasivas ligeramente más grandes, como las fusiones lumbares para la espondilolistesis, la enfermedad degenerativa del disco o la estenosis espinal, la capacidad de realizar deportes de torsión nuevamente requiere más tiempo. Las fuerzas en los implantes pueden aflojar los tornillos y las jaulas si se hacen demasiado pronto después de la cirugía, por lo que cada paciente debe ser evaluado. Las vueltas para correr, trotar, caminar, elíptica y nadar son generalmente posibles dentro de cuatro a seis semanas. Nuevamente, las actividades más pesadas son posibles cuatro a seis meses después de la cirugía.

Siempre hay preocupaciones al planificar cualquier cirugía. Afortunadamente, con la cirugía de columna vertebral mínimamente invasiva, las técnicas modernas han mejorado los resultados y disminuido el dolor y el riesgo de la operación para innumerables pacientes. Si acuden con los mejores neurocirujanos DF, los resultados serán muy buenos y el riesgo de complicación es mínimo.

Los mejores especialistas están en ENQ Especialidades Neuro Quirúrgicas, donde contamos con los mejores especialistas con una atención integral para evitar cualquier complicación y tener una rápida recuperación. Los invitamos a agendar una cita al (55) 5135 6823 y (55) 6823 0081.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario