Al ser diagnosticado con hernia discal lo más común es que tenga dolores que pueden ir de suaves a intensos también sufrirá espasmos musculares y debilidad en las extremidades inferiores. Posiblemente no pueda agacharse con facilidad pues le resulta doloroso, incluso es posible que al toser el malestar se vuelva más intenso, en fin, que este padecimiento puede afectar la vida diaria y las actividades cotidianas de una persona.

Para ser atendido correctamente, recibir un diagnóstico confiable y un tratamiento adecuado vaya con especialistas como los que laboran en ENQ, Especialidades Neuroquirúrgicas, está conformado por doctores con la experiencia y capacidades necesarias para atender y tratar una hernia de disco.

La buena noticia es que las personas que padecen de este malestar pueden sanar a través de tratamiento y terapias sin necesidad de llegar a cirugía, por eso es importante ir en cuanto sienta dolor y no dejar que se agrave o que pasen meses sin ir a consulta.

¿Qué sucede con la hernia de disco?

Primeramente, hablemos un poco sobre qué es una hernia de disco. En la zona lumbar de la columna se encuentran vértebras las cuales tienen lo que se puede llamar una almohada que sirve para amortiguar, a esto se le conoce como disco intervertebral y su objetivo es dar protección a la columna cuanto se realicen actividades y movimientos, desde algo tan básico como caminar, como correr, saltar y acciones más extremas.

Ahora bien, estos discos se componen por un anillo interno que contiene un gel y otro anillo externo, si ocurre una lesión en el anillo externo este puede provocar que el interno se afecte y el gel pueda salir. Cuando sucede esto es cuando hablamos de una hernia de disco.

Algunas de las causas por las que ocurre una hernia es por el sobrepeso, también la edad es un factor, llevar una vida sin movimiento y pasar muchas horas sentado y el tener debilidad en los músculos. Otras de las situaciones que influyen es cuando la persona es fumadora, se tiene una mala postura o cuando al levantar objetos pesados se tiende a torcer o girar la espalda.

El dolor se presenta en la parte baja de la espalda y puede producirse también en las piernas. Por desgracia, es común que un buen número de personas padezcan dolores de espalda en algún momento de su vida, esto puede deberse a distintos factores o patologías, por eso se debe estar al pendiente cuando se presenten malestares en esta área tan delicada. Es importante acudir a un experto para que de un tratamiento e indique si es necesario realizar alguna cirugía de columna cervical.

Ejercicios que pueden realizarse para aliviar el dolor y prevenir una hernia de disco

Es verdad que la hernia es dolorosa, igual dependerá de cada persona la intensidad con la que se presente, de cualquier manera se ha confirmado que son muchos los que son capaces de recuperar y sentir mucha mejoría después de estar en tratamiento y terapia sin tener que entrar a una intervención.

Por un lado, al presentarse el dolor es normal que la persona quiera guardar reposo y al principio esto puede ayudar para que el malestar pase. Sin embargo, no es recomendable que se quede inmóvil, recordemos que una de las causas de la hernia discal es la debilidad de los músculos, por lo tanto habrá que moverse para ganar fuerza y condición a fin de poder recuperarse.

De hecho, al llevar un tratamiento indicado por su médico, es buen que realice actividad física, de lo contario es posible que dicho tratamiento no alcance a tener la respuesta deseada. Al realizar ejercicio regularmente estará dando fortalecimiento a los músculos de la espalda baja, en consecuencia, estará ayudando a prevenir que ocurran mas lesiones y que el dolor permanezca. Al tener músculos fortalecidos el peso del cuerpo y de los huesos podrán repartirse y llevarse de manera adecuada.

Por otro lado, es bueno que si tiene sobre peso haga un intento por perder kilos ya que la espalda termina tensándose al tener que cargar mucho peso constantemente. Esto hará que el dolor disminuya y que la espalda este más sana.

Para poder encontrar alivio no es necesario realizar un maratón o ejercicios complicados y fuertes, lo único que necesita son ejercicio simples, estiramientos. Ya que existen movimientos que terminarán causando más lesiones, es por eso que antes de realizar cualquier movimiento consulte a su médico. Sin embargo, actividades como el yoga o Pilates resultan muy beneficiosos para dar fuerza y flexibilidad en la espalda baja, esto ayuda a disminuir el dolor.

Si quiere tener alivio también es bueno descomprimir el área, es decir, tratar que la tensión que se reúne en la espalda baja disminuya, solo hay que tener cuidado de no estirar los músculos de forma directa o hacerlo hacia adelante. Es posible que su doctor le indique que realice lo que se conoce como ejercicios dinámicos, los cuales pueden incluir movimientos para que los músculos de la espalda así como los abdominales trabajen con el fin de tomar fuerza, flexibilidad y buena postura.

Por supuesto, antes de realizar cualquier ejercicio por más moderado que sea deberá consultar a su médico para que él le indique cuales puede hacer de acuerdo  a su situación particular, es probable que le recomiende hacer caminatas, bicicleta o incluso nadar. Cualquier ejercicio debe ser moderado, nada excesivo o intenso.

También es recomendable que haga sus ejercicios de forma regular de esta manera tomará condición más rápido, no es necesario rutinas muy extensas, puede comenzar con poco e ir aumentando, sin embargo, nunca excederse. Lo mejor es que junto a su especialista construyan un programa o rutina así se sentirá más seguro de lo que hace, al mismo tiempo el dolor disminuirá e irá fortaleciendo la zona evitando así padecer nuevas lesiones de hernia discal. Además, el mismo movimiento y ejercicio le hará sentirse bien, con mejor ánimo y revitalizado.

Cualquier molestia que tenga en la espalda lo más adecuado es que acuda con un especialista lo antes posible, ya que así sabrá si es necesario alguna cirugía de columna o algún otro tratamiento. Acérquese a ENQ, Especialidades Neuroquirúrgicas, somos profesionales y especialistas en tratar patología de columna. Para hacer cita llame al número telefónico (55) 1591 7280.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario