Consejos para mantener la salud de su columna vertebral

Millones de personas se ven afectadas todos los días por el dolor de espalda. Más allá de vivir con el dolor en sí mismo, este tipo de afección puede disminuir la calidad de vida de los afectados, haciendo que disminuya su desempeño en el trabajo y se pierdan de las actividades sociales que disfrutan; inclusive impide el realizar tareas simples y cotidianas. De hecho, el dolor lumbar es la principal causa de discapacidad relacionada con el trabajo. Cuidar la columna vertebral, es decir, su espalda y cuello, les ayudará a reducir las probabilidades de experimentar dolores de espalda más adelante. Muchos de los pasos que pueden seguir para mejorar la salud general de su columna vertebral implican el poner en práctica una mejor mecánica corporal, es decir, cuidar cómo se mueve y se sostiene cuando se realizan actividades cotidianas. Para mayor detalle, a continuación les diremos algunos consejos que les ayudarán a mantener la salud de su columna y evitar tratamientos más complejos como la cirugía de columna.

1) Levanten los objetos correctamente. Es sumamente fácil girar en sentido contrario al normal y dañar la columna vertebral si no levantan los objetos de forma adecuada. La manera correcta de hacerlo es la siguiente: párense lo más cerca posible del objeto y usen las piernas y rodillas en lugar de la espalda o la parte superior del cuerpo al levantar el objeto. Les ayudará si doblan las rodillas para que sus brazos estén a la misma altura que el objeto. Mantengan la cabeza baja y la espalda recta. Si el objeto a levantar es pesado, no intenten hacerlo por su cuenta, mejor busquen ayuda.

2) Procuren sueños profundos. Dormir bien es importante para su salud en general, y lo mismo para toda condición quiropráctica.  El cuerpo necesita una buena noche de sueño para repararse a sí mismo, aunque es importante saber en qué posición dormir. Se sugiere que duerman de costado, no de estómago ya que así se ejerce demasiada presión sobre la columna vertebral. Dormir de lado también reduce el colapso de la vía aérea superior, y ayuda a prevenir los síntomas de la apnea del sueño. Inviertan en un colchón ortopédico, así como en una almohada que promueva la alineación correcta de su cuello, asimismo,  asegúrense de voltear el colchón regularmente para que se emplee de manera uniforme.

3) Hagan estiramientos. Es importante recordar a las personas la importancia de estirarse para ayudar a la salud de la espalda y el cuello. Procurar la flexibilidad permite mantener una función normal de la articulación así como un buen rango de movimiento, también reduce el riesgo de lesiones. Si comienzan su día con algunos estiramientos, no solo puede ser estimulante, sino que también puede promover la salud general de la columna vertebral.

4) Manténganse activos. Bien sabido es que hay un mayor riesgo de experimentar dolor lumbar si no se está activo o físicamente en forma. Ya sea que hagan visitas regulares al gimnasio, caminen, monten en bicicleta, naden o jueguen, mantenerse activo y al cuerpo en movimiento ayuda a procurar la salud de la columna vertebral. La mejor rutina de ejercicios para la espalda y el cuello es aquella que combina estiramientos, fortalecimientos y actividades aeróbicas.

5) Mantengan un peso óptimo. El ejercicio, junto con una dieta saludable, ayuda a perder grasa o mantener un peso saludable. Padecer sobrepeso u obesidad, así como ganar rápidamente una cantidad significativa de peso, son factores de riesgo para el dolor lumbar. Además, si tienen grasa en el vientre, puede aumentar el estrés en los músculos, ligamentos y tendones de la parte inferior de la espalda.

6) Manténganse hidratados. Mantenerse hidratado es importante para mantener la elasticidad del tejido blando y la fluidez en las articulaciones, asimismo, nuestros discos intervertebrales (espinales) son vulnerables a la pérdida de hidratación y pueden comenzar a perder altura. A medida que los discos espinales comienzan a reducirse, se es más susceptible a las condiciones dolorosas de la espalda. Los discos herniados, también conocidos como discos resbaladizos o rotos, ocurren cuando la pérdida de líquido hace que los éstos se vuelvan quebradizos y eventualmente se salgan de su sitio. La hernia de disco es la causa más común de ciática, a saber, un tipo específico de dolor de espalda que se irradia hacia abajo desde una de las piernas. Además, a medida que disminuye el relleno protector de la columna vertebral, se contribuye a la pérdida de la salud estructural.

7) Procuren un buen lugar de trabajo. La ergonomía adecuada puede ayudar a reducir una gran cantidad de estrés tanto en la parte inferior como superior de la espalda, asimismo reduce la frecuencia de condiciones que van desde rigidez en la espalda y dolores de cabeza hasta el túnel del carpo y la ciática. Asegúrense de que su zona de trabajo, ya sea junto a una computadora portátil, un teléfono, un escritorio o incluso un vehículo, esté configurado para su altura y funcionalidad. Adquieran una silla que brinde soporte para la parte inferior de la espalda o en su defecto coloquen una almohada o una toalla enrollada detrás de la parte baja de la espalda. Las rodillas deben estar a 90 grados (aproximadamente al mismo nivel que las caderas) y los pies deben descansar cómodamente en el piso. Nunca apoyen el teléfono entre la oreja y el hombro, más bien sosténganlo en su oreja o usen un audífono para evitar dolores de cuello. Además, planifiquen descansos regulares y levántense periódicamente a caminar por la oficina o el hogar. Permanecer en una posición por mucho tiempo hará que los músculos de la espalda se tensen y se vuelvan inmóviles. Cabe agregar que un breve descanso es bueno para la salud mental y la productividad.

Esperamos que la presente publicación les haya sido de utilidad. No olviden contactarnos si necesitan más información para el cuidado de su espalda o si requieren de tratamientos más sofisticados como la cirugía de columna. En ENQ somos expertos si se trata de la cirugía de columna.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario