La ciática no es un diagnóstico como tal, sino que se trata de un término usado para describir el dolor que viaja a lo largo del nervio ciático, resultado de una lesión en la parte inferior de la espalda que irrita el nervio y puede ser debilitante. Una persona puede caminar y congelarse repentinamente por el dolor, que puede aparecer con muy poca advertencia. El dolor también puede ocurrir en episodios en lugar de ser constante.

Problemas de espalda baja que causan ciática

Varios problemas lumbares pueden causar ciática, entre los que se incluyen una hernia discal lumbar, espondilolistesis degenerativa, enfermedad discal degenerativa, espondilolistesis ístmica y estenosis espinal lumbar. Cualquier cosa que pueda hacer que los músculos se contraigan puede hacer que se irrite el nervio ciático. La única forma de detener los episodios es tratar la afección que la causa.

También hay condiciones que pueden imitar a la ciática. Los problemas articulares en la columna vertebral, como la artritis, se encuentran entre ellos; si bien el dolor puede parecer ciática, en realidad no lo es. Para aquellos con artritis, el objetivo es preservar el movimiento en las articulaciones y reducir el dolor. Los medicamentos se administran para reducir la inflamación en las articulaciones.

La disfunción de la articulación sacroilíaca es una causa frecuente de dolor en la parte baja de la espalda y la cadera, que puede causar que el dolor se irradie hacia abajo de la pierna si una persona se mueve demasiado o muy poco.

Si el músculo piriforme en las nalgas irrita el nervio ciático, el dolor puede irradiarse como lo haría si el nervio estuviera irritado en la espalda baja. Una persona puede pensar que tiene un problema en la espalda baja cuando ese no es el caso. La medicación antiinflamatoria es un tratamiento común para esta condición.

No autodiagnosticarse

Es importante no autodiagnosticar la ciática porque la afección podría ser grave. El dolor del nervio puede ser causado por un tumor espinal, el síndrome de la cauda equina o una infección. Si cualquiera de estas condiciones existe y se permite que persista, las consecuencias pueden ser muy serias; de hecho, pueden ser potencialmente mortales. Por esta razón se recomienda que cualquier persona que experimente un dolor similar al de la ciática acuda a un médico lo antes posible para poder realizar un diagnóstico adecuado.

Otro punto importante es que necesitan hacer ejercicio. Hablen con su médico acerca de un tratamiento de ejercicio que funcione para ustedes. Cuando fortalecen los músculos que pueden irritar el nervio ciático, pueden mejorar la situación. Si no hacen ejercicio regularmente con el régimen prescrito, los síntomas podrían volver a ser peores de lo que eran antes. No hacer ejercicio puede causar que el dolor ciático empeore con el tiempo.

En caso de presentar los síntomas de este problema, acudan con los ortopedistas DF para un diagnóstico completo y el mejor tratamiento. En ENQ Especialidades Neuro Quirúrgicas recibirán la mejor atención por parte de especialistas en problemas de la columna y padecimientos del sistema nervioso central. Los invitamos a agendar una cita vía telefónica al (55) 5135 6823 o a través de nuestro sitio web.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario