El principal síntoma que tiene una hernia discal es el dolor que se siente en la columna, por lo general aparece en la región en que la hernia se encuentra localizada, y puede radicar ya sea en la columna cervical, lumbar o torácica.

Por lo general este tipo de dolor suele seguir el trayecto de los nervios de la región, por lo tanto se puede irradiar a algunos lugares más lejanos como son las piernas y brazos. En el momento en el que sienta hormigueo, entumecimiento, punzadas, o en algunos casos más graves la disminución de fuera o incontinencia urinaria, puede ser que la hernia se encuentre avanzando, claramente los médicos en la actualidad saben que para la hernia discal tratamiento pueden utilizar diversas alternativas.

¿Cómo podemos prevenir la hernia? En la mayoría de los casos de hernia discal, encontramos que son causados por predisposición genética de las personas, no obstante, es influenciada por otros factores, tales como son el sedentarismo y esfuerzo físico inadecuado, ante esto nos referimos a hacer movimientos bruscos o de manera incorrecta, incluso el hecho de levantar una cantidad considerable de peso es uno de estos factores. Es por ello que, para evitar la formación de hernias, lo importante es:

  1. Tener actividad física de forma regular

  1. Hacer ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de los músculos del abdomen.

  1. Mantener la postura correcta al levantar objetos pesados.

  1. Poner atención en la postura que se utiliza para dormir, sentarse o mantenerse de pie durante mucho tiempo.

En caso de que tengan molestias o síntomas como los que hemos mencionado lo mejor es asistir con profesionales que les puedan valorar, en este sentido en ENQ Especialidades Neuro Quirúrgicas, contamos con los mejores médicos especializados en este tipo de padecimientos. Claramente muchas veces los pacientes llegan a necesitar rehabilitación física, nosotros podemos ayudarles también en ese aspecto, es por eso que les invitamos a que agenden su cita.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario