Ciática

Todos hemos experimentado dolor alguna vez en la vida, sin importar si se ha tratado de un leve pellizco o un insoportable dolor de cabeza, la realidad es que el dolor es parte de vivir, pero cuando llega a grados intolerables y empieza a afectar de manera significativa nuestras ocupaciones, se debe buscar la raíz que lo está ocasionando para acabar con él, siempre con la asesoría de un médico especialista.

La ciática, es uno de esos dolores que cuando te da en ocasiones no puedes ni moverte. Este mal ocurre cuando el nervio ciático es oprimido o se ha lastimado, debido a que este nervio es largo y llega hasta las piernas, puede incluso afectar nuestra movilidad cuando se presenta.

Este dolor tan singular puede sentirse en las pelvis pero también llegar hasta los pies, y otras zonas a lo largo de estos dos debido al tamaño del nervio. Otros síntomas que pueden acompañar esta dolencia son hormigueos, debilidad, adormecimiento y en casos muy graves puede causar incontinencia.

Esta afección es provocada cuando uno de los discos se mueve de su sitio y toca este nervio, pero la pregunta es ¿por qué sucede? Hay distintas condiciones que pueden llevar a este mal.

  • Un golpe severo puede ocasionar intenso dolor en la ciática, pero si existe una herida previa en la espina dorsal también es posible que existan manifestaciones dolorosas en el nervio.
  • Síndromes. Distintos síndromes y enfermedades pueden provocar dicho malestar, como por ejemplo, el síndrome de “cauda equina” que es conocido también como cola de caballo, el cual inflama y oprime los nervios que están a los extremos de la medula.
  • Distintas variedades de tumores pueden afectar el nervio ciático.
  • Conforme pasan los años nos vemos afectados por diferentes dolencias que cuando éramos jóvenes no sabíamos ni que existían, y aunque no es una regla general debido a que hay personas de edad avanzada en perfecto estado físico y de salud, el mal de la ciática es más común en personas mayores.

Para tratar esta condición existen diferentes métodos, pero para que el médico haga un plan para el paciente primero debe valorarlo y de ser necesario llevar a cabo los estudios correspondientes. Dependiendo el caso y la gravedad del dolor, el especialista podría recetar medicina que lo disminuya o elimine y masajes para relajar nervios y músculos. En casos más graves en los que el dolor se ha vuelto insoportable afectando la vida y las actividades rutinarias de la persona podría recomendarse la cirugía. Si la condición del paciente es leve el médico recomendará una serie de ejercicios o fisioterapia para calmar las molestias y prevenir posibles complicaciones.

Es importante resaltar que en algunos casos esta condición puede prevenirse, siempre y cuando no exista otra enfermedad que la desencadene.

¿Cómo evitar el mal de la ciática?

  • Buena alimentación. Como todo, el alimentarse correctamente siempre ayudará a que nuestro organismo e su totalidad trabaje en armonía, evitando así enfermedades y padecimientos. Se recomienda una dieta balanceada que incluya frutas y verduras y tomar suficiente agua durante el día.
  • Postura correcta. Una buena posición es indispensable para evita cualquier mal relacionado con la columna, las vértebras y por supuesto el nervio ciático.
  • Ejercicio regular. El deporte es bueno por naturaleza, es ideal para oxigenar nuestros pulmones y mantener sano el corazón, pero también nos ayuda a mantener un peso saludable para que nuestros huesos no se desgasten de más y evitemos este tipo de dolencias. Cuando acostumbramos a ejercitarnos nuestros músculos y huesos se vuelven más flexibles y por lo tanto el riesgo de fracturas o lesiones es menor.

Ante todo, es de suma importancia que aprendas a escuchar a tu cuerpo y entender las señales que te da, aunque bien es cierto que muchas molestias leves que así como vienen se van y no representan ningún problema, también lo es que cualquier dolor por pequeño que sea y que no desaparece ni con analgésicos debe ser evaluado por un especialista. Cualquier tipo de enfermedad o afección que es diagnosticada a tiempo puede ser tratada sin complicaciones y con tratamientos y procedimientos menos invasivos.

En Especialidades Neuro Quirúrgicas conocemos muy bien este mal, tenemos años de experiencia tratando a pacientes con esta condición. Valoramos con particularidad a cada una de las personas que se acercan a nuestro consultorio, ya que todas necesitan distintos tipos de tratamiento.

Estamos al día en tratamientos y procedimientos médicos, ya que sabemos las distintas necesidades de los pacientes, siempre pensando en la condición de cada uno. Nuestro equipo de médicos trabaja día a día por seguir innovando para ofrecerte variedad en tratamientos médicos para manejar tu condición.

La salud no debe dejarse de lado ni para después, mucho menos cuando existe un dolor de por medio que nos aqueja constantemente. Hay que dar prioridad a lo que es importante. En Especialidades Neuro Quirúrgicas queremos que te sientas en confianza al acercarte con nosotros, entendemos por lo que estás pasando y nuestra determinación es que vivas sin dolor y puedas continuar realizando las cosas que te gustan. Si tienes molestias y presientes que algo no anda bien, no dudes en acercarte a nosotros, recuerda que al atenderte oportunamente con los especialistas, podrías estar evitando complicaciones severas y probablemente irreversibles. Aquí trabajaremos en conjunto para darle la mejor solución a tu padecimiento y que puedas gozar de una salud plena y una vida más larga.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario