La ciática es una de las principales causas de dolor de espalda y puede afectar seriamente la calidad de vida. No resulta sencillo cumplir con las actividades laborales o atender los quehaceres diarios, si están aquejados por esta molestia persistente, que consiste en la compresión o pinzamiento del nervio ciático, generando un dolor que irradia en toda la zona y que abarca el área de la espalda baja hasta una o ambas piernas.

¿Han estado experimentando estas molestias y no saben qué hacer o han pasado por ello y quisieran evitar que les vuelva a ocurrir? Entonces, quédense con nosotros, porque en este artículo del blog de ENQ, Especialidades Neuroquirúrgicas, queremos compartir con ustedes algunas recomendaciones que pueden tener en cuenta en sus hábitos cotidianos, con la finalidad de prevenir que el dolor de espalda haga mella en sus vidas.

  • Realicen estiramientos. En la comunidad médica hay un consenso respecto a lo nocivo que resulta el sedentarismo, pues se ha comprobado que es desencadenante de un sinnúmero de enfermedades, empezando por las dolencias músculo-esqueléticas. Así que, si quieren evitar padecer dolores de espalda en sus puestos de trabajo, los invitamos a que se pongan de pie unos minutos al día, que cambien de postura y, sobre todo, que realicen estiramientos con frecuencia, cada dos horas.
  • ¡Cuidado con el sobrepeso! Del mismo modo en el que el sedentarismo es nocivo y en nuestra clínica de la columna vertebral hacemos hincapié en la importancia de tener una vida activa; también es esencial que consideren que la obesidad y el sobrepeso influyen significativamente en la salud muscular y ósea, porque un Índice de Masa Corporal elevado aumenta la sobrecarga en la columna y en las estructuras circundantes; además, un IMC elevado puede acarrearles diabetes y cardiopatías.
  • Practiquen deportes. La realización diaria de actividad física, al menos cinco veces por semana, puede ayudarles no solo a mantener un peso adecuado, sino que también ayuda a fortalecer los músculos y los tejidos que conforman la espalda, lo que podría prevenir las alteraciones vertebrales que dan pie al dolor, como la ciática, la hernia de disco y los pinzamientos.
  • No corran riesgos. Por fuertes o jóvenes que sean, no deben abusar de la resistencia de su columna vertebral, porque podría costarles muy caro. En su día a día, sean moderados con los esfuerzos que realizan, y si tienen trabajos en los que deben llevar cargas, procuren levantar el peso con las piernas y no con la espalda.

Tengan presente la importancia de acudir de manera regular con sus médicos tratantes y, frente a un dolor de espalda que no cesa, agenden una consulta de valoración con nuestros expertos, a través de la sección “Hacer una cita”.

PUBLICACIONES RECIENTES

Escribe un comentario